×

Acceder

Olvidé la contraseña

Quiero registrarme

×

Crear cuenta

Información personal

Información de Inicio de sesión

Se requiere el nombre
Se requiere el apellido
Se requiere el DNI
Nombre no es válido
Apellido no es válido
Taxvat is not valid
Esta no es una dirección de correo electrónico válida
Correo electrónico requerido
Este correo electrónico ya está registrado
Se requiere contraseña
Introduzca una contraseña válida
Por favor, introduzca 6 o más caracteres
Por favor, introduzca 16 caracteres o menos
Las contraseñas no son iguales
Se requiere aceptación de Términos y Condiciones
Correo electrónico o contraseña incorrectos

PIEL ATOPICA

Wednesday, 10 May, 2017

PIEL ATOPICA

Dermatitis atópica:

La dermatitis atópica se debe a una reacción en la piel. Esta provoca picazón, hinchazón y enrojecimiento continuos. Las personas con dermatitis atópica pueden ser más sensibles debido a que su piel carece de ciertas proteínas que mantienen la barrera protectora contra el agua.

La dermatitis atópica es más común en bebés. Puede comenzar incluso ya a la edad de 2 a 6 meses. Muchas personas lo superan con el tiempo a comienzos de la vida adulta.

Las personas con dermatitis atópica a menudo tienen asma o alergias estacionales. A menudo, hay antecedentes familiares de afecciones alérgicas como asma, rinitis alérgica o eccema. Las personas con dermatitis atópica a menudo dan positivo en las pruebas cutáneas para alergias. Sin embargo, esta dermatitis no es causada por alergias.

Los afectados por dermatitis atópica a menudo sufren otros problemas consecuentes, como la falta de sueño, el estrés, la discriminación y la falta de confianza en sí mismo. Además de realizar siempre una buena rutina de cuidado de la piel, algunos cambios en los hábitos pueden aliviar los síntomas, por ejemplo vestir ropas de algodón, mantener las temperaturas bajas para evitar el sudor y evitar alimentos desencadenantes.

Tanto el tipo de erupción como el lugar donde aparece pueden depender de la edad de la persona:

·        En niños menores de 2 años, las lesiones de piel empiezan en la cara, el cuero cabelludo, las manos y los pies. Con frecuencia, se trata de una erupción que produce picazón y produce ampollas supuran o forma costras.

·        En niños mayores y adultos, la erupción se observa con mayor frecuencia en el interior de las rodillas y los codos. También puede aparecer en el cuello, las manos y los pies.

·        En adultos, la erupción se puede limitar a las manos, párpados o genitales.

·        Las erupciones se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo durante un brote intenso.

Los siguientes factores pueden empeorar los síntomas de la dermatitis atópica:

·        Alergias al polen, el moho, los ácaros del polvo o los animales

·        Resfriados y aire seco en el invierno

·        Resfriados o la gripe

·        Contacto con materiales irritantes y químicos

·        Contacto con materiales ásperos como la lana

·        Piel reseca

·        Estrés emocional

·        Resecamiento de la piel por tomar baños o duchas frecuentes o nadar con mucha frecuencia

·        Enfriarse o acalorarse demasiado, al igual que cambios súbitos de temperatura

·        Perfumes o tintes agregados a las lociones o jabones para la piel

Síntomas:

Los cambios en la piel pueden incluir:

·        Ampollas que supuran y forman costras

·        Piel seca en todo el cuerpo o zonas de piel con protuberancias en la parte de atrás de los brazos y al frente de los muslos

·        Zonas de piel en carne viva por el rascado

·        Cambios en el color de la piel, como más o menos color con respecto al tono normal de esta 

·        Enrojecimiento o inflamación de la piel alrededor de las ampollas

·        Zonas gruesas o con apariencia de cuero, lo cual puede ocurrir después de rascado o irritación prolongados

 

Consejos para mejorar la calidad de vida de la persona atópica:

 

Cuidado corporal e higiene:

·        En general, son preferibles los baños a las duchas. El agua debe ser templada (inferior a los 33 °C) y el baño no debe prolongarse más de 10 minutos.

·        No emplear manoplas ni esponjas de baño, evitando la fricción sobre la piel.

·        Se deben elegir geles para el baño que no resequen la piel, preferiblemente que sean sobregrasos y con un pH 5.5 o fisiológico.

·        El secado debe ser suave, sin frotar con la toalla.

·        El baño aumenta la hidratación, facilita la penetración de los emolientes y disminuye el estrés.

·        El masaje es un acto afectivo beneficioso para el bebé/niño atópico y le ayuda a relajarse.

·        Aplicar después del baño, cuando la piel está aún húmeda, una crema emoliente específica (aporte de lípidos). Se ha comprobado que el uso diario de una crema emoliente es una ayuda eficaz para espaciar los brotes y las recaídas.

Publicado en News por

PILAR VIA ELIPE

Por favor, espere...

{{var product.name}}
ha sido añadido al carrito



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación; si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
X